Consejos para elegir pufs

¿Quieres darle un toque de decoración chill out interior a tu casa o a la decoración de cafeterías? El puf es el primer mueble en el que pensar, y en las mesas bajas que puedan ir asociadas a él. A continuación te ofrecemos unos cuantos consejos para elegir pufs que pueden resolver algunas de tus dudas al respecto.

1. ¿Pufs redondos o pufs cuadrados? En esto influye la forma que tenga la habitación, y la forma que tengan los muebles en la misma. En un principio, cabe pensar que una mesa redonda debe llevar pufs redondos, y viceversa. De hecho, es lo más aconsejable. Pero también se pueden crear contrastes combinando las formas. Ojo, si no se hace bien puede generar una tensión poco propia de una decoración chill out.

cilindrico-rigido

puf-cubico-cuadrado

2. Colores. Esto es más sencillo… Han de ir en sintonía con la decoración general y el color de la habitación. No parece recomendable tener pufs de más de dos colores distintos, pero también es cierto que los pufs dan mucho juego para hacer combinaciones divertidas, sobre todo en ambientes más lúdicos (habitaciones infantiles, decoración de locales familiares, etc.)

puff-colores

 

3. Personalización de pufs. Al trabajar con buenas polipieles, es sencillo personalizar los pufs con motivos o palabras concretas. Es algo muy útil en casos comerciales, cuando hay patrocinadores de por medio, o en la decoración infantil para aportar simpatía a la decoración chill out interior. Si se quiere, sin embargo, dar un aspecto más solemne, uniforme y relajante, es mejor utilizar uno o dos colores planos que simplifiquen la decoración.

decoracion-puff

4. Altura. Los pufs más bajos han de utilizarse pensando en los usuarios de los mismos, claro. Pero también en la altura de los otros muebles, no solo de las mesas. Si las estanterías o aparadores están a una altura considerable, los pufs deberían ser más altos y grandes. Si la decoración está a una altura media y queremos invitar a la horizontalidad, los pufs redondos bajos son ideales.

5. Tamaño. No es tan sencillo como elegir pufs gigantes para espacios grandes y pufs pequeños para espacios reducidos. Los grandes tenderán a quedarse en su sitio original, porque son más complicados de mover, y los pequeños pueden estar hoy aquí y mañana allí. Los grandes son más relajantes y los pequeños para estar sentados menos tiempo. Tenlo todo en cuenta.

Si necesitas ayuda para amueblar tu habitación o tu local, déjanos una consulta en nuestro consultorio gratuito de decoración.

Logo