Sigmund, el diván de diseño

Pocas presentaciones hay que hacer de una de las novedades de nuestro catálogo, el diván de diseño Sigmund. Diseñado con materiales de primera calidad, líneas sencillas y blanco inmaculado (o en otro color). Un mueble fundamental para una decoración chill out, para la decoración de locales amplios que inviten al relax, también interesante para salones en casa con mucho espacio que puedan aprovechar una pared con él… Y hasta para un recibidor lo suficientemente grande, con un estilo más propio de la decoración nórdica.

divanes marca fiaka venta online

diván Sigmund divanes de la marca Fiaka

Sigmund Freud divánY del nombre de este diván tampoco hay que dar mucha pistas. Nosotros lo relacionamos directamente con el apellido del padre del psicoanálisis, Sigmund Freud (1856-1939), porque él apostó por este mueble para tratar a sus pacientes. Primero, para evitar el contacto visual; segundo, para favorecer la relajación del entrevistado. «No resisto pasarme ocho o más horas al día teniendo constantemente clavada en mí la mirada de alguien. Pero, además, como en tanto que escucho al sujeto me abandono también por mi parte al curso de mis ideas inconscientes, no quiero que mi gesto procure al paciente materia de interpretaciones o influya sobre sus manifestaciones», decía el propio Freud. Ojo, que en Estados Unidos la gente al principio no llevaba bien lo de tumbarse en el diván, por considerarlo una humillación. Hoy no se podría entender el psicoanálisis sin el diván. Los pacientes lo piden.

¿Por qué el diván? Según explica Carola Kweksilber en este artículo, Freud atendía en su casa, con los muebles de su despacho, y este diván era un regalo de finales del siglo XIX. Lo tenía cubierto con tapices, lleno de cojines, lo cuidaba… Lo tuvo como herramienta predilecta hasta su muerte. Cuando Freud perdió la audición de un oído, cambiaron el diván de pared para que escuchara con el otro.

Diván de Freud

En realidad es un mueble cuyo nombre viene de ‘diwan’, que era la sala de reuniones del consejo de los sultanes. Proviene del siglo VIII en Turquía, y al no tener respaldo es un mueble típicamente oriental, ya occidentalizado por completo. Eso sí, es fácil imaginarse a los antepasados del diván, en el Imperio Romano, donde descansaban senadores y patricios. Invita a la relajación, al descanso, y lo ideal es colocarlo junto a una pared.

Fiaka lo ha actualizado al siglo XXI, teniendo en cuenta las nuevas tendencias de decoración chill out. El mejor complemento -en realidad podemos decir que es obligatorio- para un diván son los cojines. En Fiaka.es los fabricamos con dos cojines a medida, pero se pueden añadir más. ¡Relax y reflexión, dos en uno!

  • Estructura de madera y materiales amoldables, combinado con superficie resistente de alta densidad.
  • Tapizado de poli- piel alta resistencia, de muy fácil limpieza.
  • Disponible en toda la gama de colores.
  • Medidas: 170 x 70 x 40 cm
Logo