Mobiliario blanco, lo mejor de los ambientes neutros

El blanco es un color atemporal. Un color que por mucho que pase el tiempo nunca va a pasar de moda. Los muebles con tonos blancos aportan, tanto a hogares como a negocios, una mayor luminosidad y una sensación de amplitud incluso a estancias más pequeñas. Es una apuesta segura. Por este motivo, desde Fiaka queremos mostrarte algunos secretos sobre cómo decorar con mobiliario blanco. ¡Empecemos!

Colores neutros: la clave de decorar con mobiliario blanco

decorar-con-mobiliario-blanco

Decorar con mobiliario blanco hará que no tengas que cambiar muebles cada cierto tiempo porque los colores que has elegido ya no estén de moda. Con el blanco no ocurre eso. Es un color que siempre estará de moda gracias a estilos decorativos como el nórdico, minimalista o chill out. Y lo más importante, sin hacer un gran desembolso. 

¿A qué nos referimos cuando hablamos de que podemos cambiar completamente el estilo de nuestra casa o negocio sin necesidad de gastar mucho dinero? Es sencillo. Al decorar con mobiliario de color blanco podrás jugar con los colores de las cortinas, la ropa de cama, los diferentes artículos de decoración, los cuadros, etc… Si te cansas de los colores de tu casa o negocio podrás cambiar cualquiera de estos elementos, que son mucho más económicos, antes de renovar el mobiliario. 

Los colores neutros y blancos tienen también un fuerte poder emocional y son capaces de generar sensaciones de calma o energía, dependiendo del color secundario con los que los combines.

El blanco no es aburrido

decorar-con-mobiliario-blanco

Muchas personas tienden a pensar que decorar con blanco es aburrido puesto que no es un color que tienda a resaltar al estar colocado sobre paredes del mismo color. Eso es cierto si no sabes utilizar la versatilidad del color blanco, una de las principales características que le hacen único.

Lo creas o no, el color blanco tiene una enorme variedad de colores y tonos. Por poner un ejemplo, la gama de colores Pantone posee más de 50 tonos de blanco entre los que elegir. Las variedades del blanco van desde los tonos más cremosos, que le hacen destacar en ambientes de aspecto tradicional y acabados en madera, hasta los blancos modernos con acabados en mate, ideales para hogares o negocios con aspecto minimalista.

Como hemos hablado anteriormente, si juegas con los textiles a la hora de decorar tu casa puedes conseguir una gran cantidad de looks con los que decorar los espacios.

Contrastes, pocos y con elementos de importancia

decorar-con-mobiliario-blanco

A la hora de decorar con tonos blancos es aconsejable evitar introducir demasiados colores que generen distintos contrastes. Cualquier color tiene mayor fuerza que el blanco y, al introducir varios tonos más fuertes se perdería las sensaciones que producen los colores neutros. Desde Fiaka te recomendamos que evites introducir colores muy distintos a tu decoración. Lo ideal es mezclar el color blanco con algún otro tono claro para crear una sensación de armonía. También es aconsejable usar un tono que genere un alto contraste, pero siempre en alguna pieza a la que quieras dar una especial importancia y deseas que destaque por encima del resto. Prueba a introducir nuestro sofá vintage 2 plazas en color rojo para generar ese alto contraste del que hablamos.

El color blanco, potenciador de la iluminación

decorar-con-mobiliario-blanco

Decorar en blanco te va a permitir potenciar la iluminación de los espacios disponibles tanto de tu hogar como de tu negocio. La decoración en blanco en techos o paredes otorgará un efecto de amplitud a tu hogar que difícilmente vas a poder lograr con otros colores. Envolver el espacio del que dispones en tonos blancos, conseguirá que la luz se multiplique y la habitación de la sensación de una mayor luminosidad. Si utilizas el color blanco en la decoración, añade unos toques de color añadido para que resalten gracias al fondo claro.

Introduce tonos dorados

decorar-con-mobiliario-blanco

El color dorado es un color muy arriesgado de combinar pero con una fuerte personalidad. Si lo mezclas con colores como el rosa palo conseguirás que tu casa parezca el castillo de una princesa. Si por el contrario, añades tonos de naranja o fucsia conseguirás un ambiente festivo, algo a evitar para tu hogar si lo que deseas es crear una sensación de calidez y tranquilidad.

Mezclando el color dorado con el blanco vas a conseguir crear espacios elegantes y sobrios. Si estás un poco reacio o reacia a introducir el dorado en la decoración de tu hogar , prueba a introducirlo de manera más sutil en espejos o lamparas para ir generando pequeños contrastes. 

En Fiaka nos encanta esa sensación de amplitud y luminosidad que genera la decoración con mobiliario blanco. Conseguir que un espacio blanco genere calidez es complicado. Por eso debemos ir introduciendo detalles con mucha delicadeza sin que rompan la serenidad en la decoración.

Logo