Balcones con estilo

«Si muero / dejad el balcón abierto /El niño come naranjas /(Desde mi balcón lo veo) /El segador siega el trigo /(Desde mi balcón lo siento) /¡Si muero, /dejad el balcón abierto!»…

Recordamos estos bonitos versos de Lorca para hablar de un elemento arquitectónico que forma parte de muchos hogares: el balcón. Más allá de su simbolismo literario, nos detenemos en su potencial decorativo, que es lo nuestro. Disponer de un balcón en casa siempre es una ventaja aunque, a priori, por su reducido tamaño -o su apariencia desolada en algunos pisos entrados en años- no lo parezca. Además de iluminación extra, esta ‘ventana’ al exterior nos da la posibilidad de crear un espacio único dónde disfrutar del buen clima, las vistas, la comida, la compañía… El caso es que pocos lugares como el balcón -o la terraza, si disponéis de una- ofrecen esa sensación de libertad y conexión con el exterior en el propio hogar. Si estáis pensando en darle un nuevo ‘look’ para exprimir al máximo sus posibilidades o empezáis de cero su decoración para comenzar a disfrutarlo, os resumimos algunos consejos que os ayudarán.

1. Ten en cuenta el uso del balcón

¿Qué uso tendrá el balcón? A veces se nos olvida hacernos esta pregunta antes de iniciar la (re)decoración del balcón, quizás por evidente. Pero diseño y sentido práctico deben ir de la mano. Por este motivo, debemos tener claro si estamos pensando en un espacio para sentarnos cómodamente y disfrutar de nuestro tiempo de ocio, un delicioso desayuno o la noche estrellada; Si lo que buscamos es disponer de un pequeño ‘jardín’ para embellecer la casa que no utilizaremos como estancia; si lo que queremos es un estético espacio de almacenaje extra; o si soñamos con una combinación de las tres opciones.

Decoración de balcones
Vía Delikatissen

2. Utiliza materiales y tejidos aptos para exteriores

Una vez resuelta esta pregunta, debemos buscar mobiliario, tejidos y materiales aptos para exteriores, sobre todo, si el balcón no dispone de techo ni toldo. Hay que tener en cuenta que, aunque guardemos los muebles en invierno, si no están adaptados para estar al aire libre se deterioran con el sol, los cambios de temperatura y la humedad, perdiendo su color y cualidades.

3. Elige el mobiliario 

Con el uso definido, resulta más fácil elegir mobiliario para exteriores ajustado a vuestras exigencias y el tamaño del balcón. Conjugamos ideas de las tres opciones -espacio de ocio, mini ‘jardín’ y almacenaje- para sugeriros ejemplos. Una mesa y dos sillas suelen ser la opción inmediata si sois de desayunos y cenas en pareja.

Decoración de balcones
Vía Balkony

Si queréis aprovechar el espacio -y dar cabida a los amigos- lo mejor es optar por un banco -que podéis hacer vosotros mismos con palés y colchones a medida o cojines combinado con varios puff (bien rígidos o soft), que permiten optimizar el espacio sin renunciar a la comodidad.

Decoración de balcones
Vía Diseño y Decoracion

Los baúles, arcones y cofres ofrecen, a su vez, muchas posibilidades como asiento, ya que pueden servir al mismo tiempo de espacio de almacenaje y asiento. Si son de madera -y no están diseñados para esta doble función- unos cojines o unas colchonetas sobre su superficie lo arreglarán.

Si vuestro balcón es de talla S, lo mejor es apostar por muebles abatibles y multifuncionales, como mesas que incorporen los asientos en su estructura, sillones puff que permitan distintas posiciones y den cabida a varias personas, mesas plegables, etc.

decoración de balcones
Sillones puff en la decoración del balcón. Vía Ajattele suuria, mutta nauti pienistä

Para el almacenaje, existen muchas opciones. En este caso, debéis apostar por sistemas verticales y colgantes que nos roben el menor espacio posible. Baldas sobre la pared, estanterías e incluso escaleras de mano son algunas opciones.

Decoración de balcones
Vía Estilo y Deco
Decoración de balcones
Vía Cotemaison

Para crear vuestro ‘mini jardín’ resultan muy útiles los tableros sobre la pared y los palés, sobre los que también podéis diseñar vuestro huerto en vertical. Existen, además, múltiples soportes para colgar las plantas. Por norma general se aprovechan las barandillas del balcón para colocar los maceteros, jardineras, etc. Las celosías de madera, por las que pueden enroscarse las plantas, ayudar a ganar asimismo espacio verde, así como intimidad.

decoración de balcones
Vía Almacén de Inspiraciones
decoración de balcones
Vía Flores Vertical
decoración de balcones
Vía Stylisheve
Decoración de balcones
Vía Delikatisen

4. Un estilo que te identifique

Lo mejor es que optéis por un estilo con el que os sintáis identificados y que os inspire. En cuanto a tendencias, la mezcla de estilos -noretnic, shabby chic, etc. – es decir el eclecticismo, está de moda, al igual que la estética escandinava o el uso de piezas recicladas, vintage o industriales.

Decoración de balcones
Vía Hom-e.tumblr
Decoración de balcones
Vía My Darling Room
Decoración de balcones
Vía Balkon Wunder
Decoración de balcones
Vía Madame Plume

Entre las estéticas que triunfan en la decoración de balcones y terrazas se encuentra el estilo chill out. Ya sea en su esencia más pura o con distintas mezclas para dar lugar a exteriores de inspiración étnica, romántica, rústica o medirránea…

Decoración de balcones
Vía Decoestilo

5. Da vida a tu balcón: plantas, flores y detalles

Las flores y plantas no solo dan vida a la decoración literalmente hablando, sino que llenan de color y alegría el espacio. Por lo mismo, se convierten en elemento imprescindible para multiplicar la belleza de los balcones. Con este propósito también podemos utilizar coloridos textiles -cojines, alfombras, visillos…estampados, lisos o a rayas- que aumentarán el confort y comodidad, dando una sensación acogedora.

Decoración de balcones
Vía Nosotras

Decoración de balcones

Los detalles son igualmente esenciales en la decoración de balcones. Regaderas convertidas en improvisados maceteros, lámparas que aporten un toque exótico, ornamentos que den toques de color (con colores vivos y flúor), complementos DIY… las posibilidades son múltiples y dependerán del aire que deseéis transmitir. Eso sí, conviene no abusar porque, de lo contrario, el ambiente pasará de acogedor a asfixiante por estar sobrecargado. Ante la duda, menos es más.

Logo