Consejos para montar una franquicia de hostelería

¿Dudas entre llevar una franquicia o abrir un negocio propio?  En el artículo de hoy nos dirigimos a esas personas dispuestas a montar una franquicia de hostelería, sus ventajas y sus inconvenientes. No es nada fácil abrir un negocio relacionado con la hostelería. Muchos optan por esta opción puesto que piensan que será un negocio fácil de llevar y les permitirá tener un trabajo estable. La verdad es que nada es como parece en el mundo de la hostelería, y nuestra experiencia con algunos de nuestros clientes nos dice que hay que trabajar muy duro para sacarlo adelante. Si consideras que estas capacitado para llevar un negocio de hostelería, la franquicia puede ser una gran opción. Este formato cuenta con el prestigio y el aval de una marca ya implantada en el mercado y puede minimizar el riesgo al fracaso.

¿Quieres saber cuáles son las condiciones para poder montar una franquicia de hostelería? ¡Te lo explicamos!

¿Qué es una franquicia?

consejos-para-montar-una-franquicia-de-hostelería
Mobiliario de Telepizza diseñado y elaborado por Fiaka

Una franquicia es un modelo de negocio en el que una persona o empresa (el franquiciador) cede a otra (franquiciado) los derechos de explotación de su modelo de negocio a cambio de una compensación económica formada por una cuota inicial y unas tarifas mensuales acordadas entre ambos. En el mundo de la hostelería está muy implantado este concepto. Si bien hace unos años se limitaba a establecimientos de comida rápida, en este momento se está expandiendo a otros ámbitos como el de los restaurantes temáticos, casas de apuestas o cervecerías.

¿Qué necesito para montar una franquicia de hostelería?

consejos-para-montar-una-franquicia-de-hostelería
Mobiliario interior de Telepizza diseñado y fabricado por Fiaka.

Lleva a cabo un plan de empresa

A la hora de iniciar un negocio es imprescindible realizar un plan de empresa previo. Éste también es el primer paso a la hora de abrir una franquicia. El plan de empresa previo para una franquicia es ligeramente distinto al que harías si decides abrir tu propio negocio. Aún así debes analizar si la empresa en la que estás interesado tiene un modelo de negocio con éxito probado. Para ello tendrás que definir una estrategia a seguir; es decir, los beneficios que vas a exigir tú al abrir tu franquicia y que es lo que vas a ofrecer a cambio como franquiciado.

Ten presente las leyes que te afecten

Cuando comienzas un negocio es necesario tener en cuenta las leyes que afectan a la actividad que vas a realizar. En tu caso, tendrás que echar un vistazo al Real Decreto 201/2010 que regula el ejercicio de la actividad en regímenes de franquicias. Además, en el artículo 62 de la Ley del Comercio Minorista vas a poder encontrar encontrar la regulación del régimen de franquicias.

Comprueba si existe canon de derechos de entrada

Infórmate de las franquicias del sector que lo cobren y de las que no. Puedes ahorrarte un dinero en caso de no cobrarlo y así hacer frente a otros gastos de manera más holgada.

Canon por royalty

El canon por royalty es el porcentaje de la facturación mensual que vas a tener que pagar por la explotación de la marca. Analiza los porcentajes que se establecen en otros negocios y trata de negociar el tuyo en base a tus necesidades.

Duración del contrato

El contrato es la parte más importante a la hora de negociar la explotación de la franquicia. En él se van a fijar todas las condiciones que hayas pactado con el franquiciador.

Inversión por tu parte

La inversión por adecuar el local correrá de tu parte. Aunque la decoración del local también depende de la marca con la que vayas a trabajar, serás tú el que tenga que hacerse cargo de los gastos en mobiliario.

En Fiaka somos expertos en mobiliario para franquicias. Como fabricantes de mobiliario para hostelería nos adaptamos a todo tipo de estilos y decorados ajustándonos siempre al presupuesto del que dispongas. Nuestros expertos en mobiliario y diseñadores de espacios interiores y exteriores son capaces de dar vida a cualquier rincón de tu local, ya sea un hotel, una terraza, un establecimiento hostelero o un local de ocio. Entre nuestros clientes se encuentran franquicias de éxito como Dorsia o Telepizza.

No dediques mucho tiempo a pensar sobre la inversión que vas a tener que realizar sin consultarnos anteriormente.

Ventajas de abrir una franquicia hostelera

consejos-para-montar-una-franquicia-de-hostelería
Recibidor de Dorsia, clínica de cirugía estética – Mobiliario fabricado por Fiaka

Existen muchos puntos a favor a la hora de abrir una franquicia en lugar de un negocio propio. Estas serían:

Asesoramiento y formación incluidas

No hay problema si no tienes formación en el negocio que te gustaría abrir. El franquiciador te vas a ofrecer asesoramiento a la hora de encontrar un local adecuado, realizar los tramites de apertura o gestionar el día a día, entre otros. Si a tí te va bien el negocio, el franquiciador obtendrá también su beneficio.

Riesgos mínimos

Un negocio en el que su modelo se basa en la franquicia minimiza los riesgos ya que ofrece una marca que ya funciona en otros lugares. Tú solo tendrás que hacerte cargo de ella. Hay muchos puntos a la hora de montar un negocio propio que son muy complicados como, por ejemplo, dar a conocer el negocio entre los potenciales clientes o organizar la forma de trabajar. Ese trabajo ya estará hecho cuando hablamos de una franquicia.

Gestión simplificada con los proveedores

Otra de las gestiones de las que tendrás que olvidarte será de la búsqueda de proveedores. En las franquicias, el franquiciador ya tendrá su proveedor, además de que los costes se minimizan al haber un mayor volumen de pedidos.

Inconvenientes de abrir una franquicia de hostelería

consejos-para-montar-una-franquicia-de-hostelería
Diseño y fabricación de sillones de la clínica de cirugía estética Dorsia.

Costes adicionales

Tendrás que pagar un canon de entrada, un canon de publicidad y un royalty, que son gastos que no tendrías en tu negocio propio.

Falta de autonomía

Aún siendo tu negocio, notarás que como franquiciado deberás seguir una serie de normas que ya tendrá establecidas el franquiciador. Normas como la decoración del local, los uniformes de los empleados o la estética del local ya vendrán impuestas en el contrato. Además, al abrir una franquicia, siempre dependerás de un superior y tendrás que cumplir las normas que acordasteis en el contrato.

Logo